logo
telefono

Llámamos al

(+34) 928259974

Lunes a Viernes - 7h a 20:30h

Tratamientos

Crioterapia

Crioterapia

La crioterapia existe desde que el hombre es hombre. La nieve y el hielo se han utilizado desde hace milenios para la sedación de los mas diversos dolores y como parte activa en la curación de múltiples patologías.

Etimológicamente KRYOS significa hielo y de ahí la aceptación del termino crioterapia para englobar las técnicas curativas basadas en la reducción de la energía térmica del paciente de forma local o general.

La crioterapia es uno de los métodos terapéuticos más eficaces y potentes en el campo de la terapia física y la rehabilitativa. Con ella se puede reducir el dolor, la inflamación, los edemas, la tensión muscular y mejorar la función articular.

Efectos Fisiológicos.

A nivel local primario:

- Caída de la temperatura en los tejidos.

- Disminución y ralentización del metabolismo.

- Constricción arteriolar.

- Suministro reducido de oxigeno.

A nivel local secundario:

- Previene la formación de edemas.

- Previene las hemorragias.

- Previene las inflamaciones

- Reduce la producción de linfa.

- Aumenta la presión venosa.

- Produce analgesia que puede derivar en anestesia según el poder criogénico del método empleado.

- Favorece la regeneración de las fibras musculares por:

a) Moderación de la actividad de las ondas huso.

b) Moderación de la actividad Gamma-motoneurona.

c) Alivio del dolor.

- Se prolongan los periodos de latencia, contracción y relajación de las fibras musculares.

- Se reduce la capacidad acomodativa.

- Se reduce la velocidad de conducción nerviosa.

- Aumenta la viscosidad cinemática en los tejidos y el liquido sinovial.

Como efectos fisiológicos analíticos cabría destacar:

- Reducción suave de los niveles de Cortisol.

- Estabilización de los niveles de glucosa en sangre.

- Reducción suave de los niveles de prolactina.

- No altera los niveles de adrenalina.

- Incrementa los niveles de O2.

- Reduce los niveles de CO2.

Nota: Importante

En las artritis reumatoideas y en el Morbus Bechterew (espondilitis anquilopoyetica se han constatado los siguientes cambios:

a) Reducción de los linfocitos T-helper. Probablemente a causa del control ejercido por las células Langerhans en la piel.

b) Se reduce el interleukin-4 en sangre.

De ambos fenómenos se desprende que la crioterapia ARC por flujo de aire produce efectos inmunomodulares.

c) Asimismo se ha constatado una reducción del nivel de actividad de la enzima colagenasa, principal responsable de la paulatina degeneración articular.

 

INDICACIONES:

 

  • Síndromes articulares.
  • Poliartritis crónica.
  • Espondilitis anquilopoyetica (Morbus Bechterew).
  • Síndrome de Reiter.
  • Gota.
  • Lupus eritematoso.
  • Enfermedades reumáticas no articulares.
  • Artrosis deformantes.
  • Inflamaciones secundarias con artrosis deformante.
  • Periartritis Humero-escapular.
  • Síndromes de columna vertebral. (vertebrógenos).
  • Lumbalgia.
  • Lumbo-isquialgia.
  • Síndromes cervicales.
  • Tendinitis.
  • Peritendinitis.
  • Tendosinovitis.
  • Tendomiopatias.
  • Distorsiones.
  • Contusiones
  • Reducción de la espasticidad muscular en los síndromes del SNC.

 

 

CONTRAINDICACIONES:

  • Crioglobulinemia.
  • Perturbaciones graves de la circulación arterial.
  • Hipotermia.
  • Trastornos tróficos graves.
  • Congelación Local.
  • Trastorno grave de la sensibilidad.

Mecanismo de Acción.

Con el soplado de la zona a tratar se consigue la disminución de la temperatura de forma homogénea y casi instantánea. Ello permite que cuando los nociceptores situados en la epidermis bajen de los +8ºC se bloqueen y consigamos anular el dolor.

Al inicio del enfriamiento obtenemos una vaso constricción pero luego, y de forma periódica, una vasodilatación abre los vasos sanguíneos no afectando la actividad normal celular, a condición de no mantener temperaturas de OºC por largos periodos de tiempo en lo que se conoce como efecto Louis.

Conclusiones.

La crioterapia por flujo de aire frio a –35º como parte de la medicina física es uno de los tratamientos más efectivos para usarse desde el principio y seguido inmediatamente o al menos dentro de las tres horas siguientes por la fisioterapia.

La electroterapia de media y baja frecuencia se puede utilizar para el control del dolor, pero nos quedaríamos sin la eficacia comparable en la reducción importantísima de la inflamación.

 

Los beneficios en las aplicaciones de crioterapia por flujo de aire frio –35ºC en lesiones agudas (TRATADAS RAPIDAMENTE) provoca unos efectos mucho más rápidos e intensos, Facilitando y Disminuyendo tanto el dolor, la inflamación y el numero de sesiones por tratamiento.